Rutas y Senderos. El rincón de Lalo. Vega de Pas.

Rutas y Senderos. El rincón de Lalo. Vega de Pas.

El Ayuntamiento de Corvera de Toranzo es uno de los cuatro municipios en que se dividió el viejo Valle de Toranzo en el siglo XIX, siendo los tres restantes Luena, Puente Viesgo y Santiurde de Toranzo. Situado en el valle medio del río Pas, la carretera nacional Santander-Burgos lo recorre de norte a sur, uniendo la mayor parte de sus pueblos. Este municipio no tiene una cabeza clara, pues el pueblo que le da su nombre es Corvera, pero el ayuntamiento está en San Vicente, y en la práctica la localidad más importante es la continuidad urbana que forman Ontaneda y Alceda, siendo este último pueblo el más destacado desde el punto de vista turístico. No todos los pueblos del municipio están junto a la carretera y el río, situándose algunos a gran altura sobre el valle, como Castillo Pedroso, inmediato al Alto del Portillón, o Quintana, al pie de la cima de La Cuera (820).

Los atractivos del Valle de Toranzo se encuentran en su entorno natural, con un agradable paisaje de media montaña en el que no faltan algunos barrancos y bosques de gran belleza, pero también en su patrimonio histórico-artístico. En ese aspecto el término municipal de Corvera de Toranzo alberga algunos de los mejores ejemplos de palacios y casonas montañesas de los siglos XVII y XVIII, destacando principalmente el conjunto histórico-artístico de Alceda, pero con algunos edificios igualmente notables en San Vicente, Corvera y Castillo Pedroso. Por su parte, las cumbres más elevadas del municipio, además de ofrecer magníficas panorámicas sobre la mayor parte de la región, conservan los vestigios de un importante campo de batalla de las guerras cántabras descubierto hace pocos años, con un castro indígena en la Espina del Gallego (965) y un enorme campamento romano en la cima de Cildá (1.065). En los próximos años es de esperar que las excavaciones arqueológicas en estos lugares aporten valiosa información a la historia de Cantabria.

Hay otras razones para visitar el Valle de Toranzo, como su oferta hostelera y gastronómica, destacando singularmente los famosos sobaos y quesadas de Ontaneda, pero también sus magníficos helados. Otro atractivo escasamente conocido es el Museo Etnográfico “El Hombre y el Campo”, ubicado en San Vicente de Toranzo y fruto de una elogiable iniciativa particular. Finalmente una ventaja más del municipio de Corvera es que está bien comunicado, discurriendo a través de él la carretera nacional hacia Burgos y Madrid. En cambio es de lamentar el cierre en la década de los 70 del ferrocarril que comunicaba Ontaneda con Santander, línea que fue muy importante para este valle, y de la que hoy sólo queda su trazado y algunas estaciones.

Vega de Pas, Cantabria

En la geografía torancesa hay varias posibilidades para caminar y disfrutar del entorno natural. Dentro del municipio de Corvera uno de los lugares más bonitos es el llamado Churrón de Borleña, una cascada natural situada en el fondo del agreste barranco de Borleña, desde donde se accede por una pista hasta sus proximidades, aunque luego hay que internarse en el bosque sin demasiadas referencias. Es una pena que la cascada, situada por debajo del pueblo de Quintana, realmente sólo sea espectacular en épocas lluviosas, mientras en verano lo más habitual es que sólo caiga un hilo de agua. No obstante también es muy curiosa la colada de tobas formada en ese lugar, una cascada de piedra hecha por la naturaleza con el paso del tiempo.

En la zona alta del municipio podemos hacer varias rutas de montaña fáciles y bonitas. Una de ellas es la que asciende hasta la cima de la Espina del Gallego (965) desde el Alto del Portillón (580), siguiendo siempre la divisoria entre el Besaya y el Pas por caminos o rodadas de vehículos. En la cumbre se situaba el castro cántabro que fuera objeto de asedio romano, y podemos seguir por Cueto Redondo y Estremero hasta la cima de Cildá (1.065), la más elevada del municipio, donde estuvo el campamento romano. Desde allí, si el día es bueno, las panorámicas son grandiosas.

En la zona norte del municipio, desde el pueblo de Quintana, podemos subir a otra cima elevada, La Cuera (820), desde donde se domina el vecino Valle de Buelna con el monte Tejas en primer plano. Descendiendo por la divisoria hacia el norte se llega a La Collada (por allí se la llama La Collá), donde existió otro importante campamento romano descubierto recientemente, aunque ya está fuera del municipio de Corvera, entre los de San Felices de Buelna y Puente Viesgo. Los restos arqueológicos romanos que se mencionan en estos montes no son demasiado vistosos salvo que se entienda un poco del tema (que nadie espere encontrar Mérida o Itálica), pero tienen un valor enorme para reconstruir los escenarios de las guerras cántabras, conocidos hasta ahora sólo por las fuentes literarias de la época.

Por último, otra posibilidad para pasear por esta zona del Valle de Toranzo es el antiguo ferrocarril Santander-Ontaneda, habilitado parcialmente como vía verde, de modo que podemos caminar siguiendo su trazado. Partiendo de Ontaneda, se llega hasta San Vicente, para luego cruzar el Pas por el antiguo puente metálico y, ya en San Martín, seguir por el vecino municipio de Santiurde de Toranzo. Estos viejos trazados ferroviarios son muy cómodos, pues los desniveles son mínimos, lo cual es realmente raro en una región tan montañosa como Cantabria. Click aquí para ver el mapa de las rutas por Corvera de Toranzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies